La ministra de Trabajo se ratificó tras decir que el mundial es más importante que la inflación

La ministra de Trabajo de la Nación, Kelly Olmos, en las últimas horas se vio envuelta en una polémica tras asegurar en una entrevista que prefiere ganar el Mundial de Fútbol a bajar la inflación en el país.

“Primero que gane Argentina”, había expresado la funcionaria, cosa que enfureció a la gente por la postulación de la supremacía del torneo de futbol antes que la economía.

En este marco, la ministra ratificó la importancia del Mundial, pero subrayó que ella no quiso decir que ello implique que desde el Gobierno estén “un mes parados sin hacer nada para reducir los índices”.

Apenas unas horas después de la entrevista en la que deslizó ese comentario, que le valió las críticas de diferentes sectores de la política, la funcionaria nacional reconoció que “es evidente” no supo “expresar con claridad” su posición al respecto.

La ministra admitió que dio una “respuesta a la pregunta” de la conductora “de un modo tal que lleva a la conclusión” de que, para ella, “es mejor ganar el Mundial” que controlar el aumento de precios, pero explicó que eso no es así.

“Si se ha interpretado como que para mí es mejor ‘ganar el Mundial’, ha sido porque di mi respuesta a la pregunta de un modo tal que lleva a esa conclusión”, comenzó su explicación una de las últimas funcionarias en sumarse al gabinete de Alberto Fernández.

En una explicación poco clara, Olmos pidió disculpas por “haber enredado” un “tema simple”, aunque aclaró que esta “convencida” de que es “muy importante” que Argentina se corone campeón del mundo.

En este sentido, la funcionaria aclaró que para ella “no existe como ´opción” el no trabajar para alcanzar esa meta que, precisó, “es una tarea compleja a un plazo mucho más largo” que el de la competencia de fútbol, la cual consta solamente de “30 días, siete partidos”.

“Pero eso no significa que habrá pausas en ese trabajo de todo el Gobierno durante el Mundial. Es obvio que no lo dije con la claridad con la que lo pienso. En un mes, el ánimo de los habitantes puede recibir un gran estímulo si el equipo nacional gana el Mundial, y un mes de trabajo contra la inflación, tarea que no interrumpiremos por el Mundial, obviamente no alcanzará para solucionar el problema enorme que tenemos con la inflación”, reiteró.

Deja una respuesta