Una tormenta de polvo en Irak dejó miles de hospitalizados

Ayer los medios expusieron un hecho que sucedió en Irák durante los últimos días, cuando tras una tormenta de polvo en el centro y el sur del país dejó a miles de iraquíes hospitalizados por problemas respiratorios.

La gran tormenta de arena dejó un saldo de un fallecido y más de 5.000 personas que permanecen hospitalizadas, según informan las autoridades.

El portavoz del Ministerio de Salud, Saif al Badr, precisó en declaraciones a medios internacionales que se reportan “más de 5.000 casos de sofocación en todo Irak” mientras apuntó que Bagdad es la provincia más afectada.

De igual forma, afirmó que “una persona murió como consecuencia de la tormenta de arena”.

Sin embargo, el funcionario agregó que “la mayoría ya salió del hospital”, ya que gran parte de los casos eran de “media o baja gravedad”.

En tanto, Seif al-Badr precisó que los más afectados son las personas que padecen “enfermedades respiratorias crónicas como el asma”, o “las personas mayores” con “insuficiencia cardíaca”.

De acuerdo con los datos del Instituto Meteorológico de Irak, la fuerte tormenta de arena que se desató en los desiertos occidentales del país anoche afectó a Bagdad y algunas otras provincias.

Los habitantes de siete provincias iraquíes, entre ellas la capital Bagdad y la región semidesértica de Al-Anbar, en el oeste, se vieron cubiertas por una espesa nube anaranjada, con la arena infiltrándose en las casas, informó la agencia de noticias AFP.

En los últimos años, Irak ha visto un número creciente de tormentas de polvo, arena y viento, incluyendo varias en las últimas semanas. La mayoría de los iraquíes dicen que no recuerdan haber experimentado tantas tormentas en un espacio de tiempo tan corto.

Deja una respuesta