14 de Julio: Día nacional del misionero

El decimocuarto día del mes de julio en nuestro país se celebra el día que homenajea a aquellas personas que parten en misiones movidos por la fe para ayudar a otros.

En Argentina, se celebra el “Día del Misionero”, suponiendo que sea una jornada en honor de San Francisco Solano, un sacerdote franciscano nacido en España, que fue canonizado en 1726 por Benedicto XIII y es llamado “el taumaturgo del Nuevo Mundo”, por la cantidad de prodigios y milagros que se le atribuyen (‘taumaturgo’ vendría a significar “aquel que hace milagros con el poder de Dios”).

La elección de la fecha obedece al recuerdo de su fallecimiento, acontecido el 14 de julio de 1610 en Lima, Perú, diciéndose que en el mismo momento de su óbito, sonaron “misteriosamente” las campanas en el convento de Loreto, en Sevilla, donde estudió Filosofía y Teología.

Un misionero es un cristiano que desea salir de su lugar de residencia con el fin de ayudar al prójimo y evangelizar a la gente de otros sitios.

Normalmente estos eran monjes encargados de adentrarse en territorios fuera del control de su religión y fundar asentamientos denominados misiones.

Durante la época colonial, los misioneros se encargaban de construir asentamientos en las zonas más alejadas de los centros cívicos y de evangelizar a nativos.

Hoy en día se trata tanto de religiosos como de laicos, que realizan una verdadera labor de ayuda social hacia los más pobres.

Actualmente, algunos grupos misioneros más conocidos son: Cáritas, Carmelitas, Cartujos, Dominicos, Franciscanos, Hermanas de la Caridad, Misioneras de la Caridad, Hermanos de la Caridad Contemplativos, Jesuitas, Mercedarios, Misioneros Josefinos, Hermanos de las Escuelas Cristianas, Misioneros Combonianos, Claretianos, Salesianos, y Padres Blancos.

Deja una respuesta