26 de enero: Día mundial de la educación ambiental

Hoy, como cada año, el 26 de enero se celebra en forma internacional el día de la educación ambiental, para concientizar acerca del medioambiente y la importancia del mismo.

Este día busca sensibilizar a las personas sobre la delgada línea que existe entre el desarrollo humano y la conservación del planeta.

Esta efeméride se celebra el 26 de enero porque esa misma jornada se estableció la Declaración de Estocolmo, en 1972 durante la Conferencia sobre el Medioambiente Humano, organizada por las Naciones Unidas.

Años más tarde del establecimiento de esta efeméride se firmó un acuerdo entre países – la Carta de Belgrado-, que brinda un marco general para la educación ambiental, donde se determinaron metas ambientales, y objetivos, metas y principios de su educación.

El concepto de educación ambiental comprende a un campo pedagógico interdisciplinario​ y heterogéneo​ que busca generar procesos para la construcción de saberes, valores y prácticas ambientales en espacios de la educación formal, no formal e informal, ​ con el objetivo de promover la conciencia ecológica y el cuidado del ambiente en la ciudadanía.

La educación ambiental viene a crear conciencia en todas las personas sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, de proteger la flora y la fauna de sus localidades y sumarse a las iniciativas mundiales.

Por su parte, en Argentina, instituciones de Educación Técnico Profesional de todo el país trabajan en pos de cuidar el medio ambiente en el cual vivimos.

Principales objetivos del Día Mundial de la Educación Ambiental

  • Hacer que las personas tomen conciencia y se sensibilicen con respecto a los problemas medioambientales de su entorno, para que puedan buscar, proteger y ofrecer soluciones a los mismos.
  • Educar a la sociedad para que entiendan que es el medio ambiente, su importancia y el delicado equilibrio que existe entre hombre y naturaleza.
  • Sembrar valores medioambientales.
  • Ayudar a los grupos sociales a desarrollar las habilidades necesarias para buscar soluciones a los problemas ecológicos de su entorno inmediato.
  • Llevar las estadísticas de la realidad en materia medioambiental y enseñarles a las personas a evaluar la evolución del proceso, bien sea para evidenciar la mejoría o detectar una problemática que se les está yendo de las manos.
  • Incentivar la participación de la sociedad en la búsqueda de soluciones a los problemas del medio ambiente.

Deja una respuesta