Alberto Fernández avaló los dichos de CFK contra la Corte Suprema

Un día después de los fuertes dichos de la vicepresidenta, y en el afán de mostrar una especie de unión dentro del bloque que viene dividido hace ya algún tiempo, el presidente avaló los dichos contra la suprema corte de justicia.

Luego del extenso video que subió Cristina Kirchner en sus redes sociales asegurando que la corte carecía de legitimidad y haciendo una fuerte crítica, el mandatario aseguró que la justicia “está deslegitimada y necesita, de manera urgente, una reforma profunda y democrática”.

“He visto que muchos eligen criticar las formas para evitar el verdadero problema que enfrentamos: nuestra justicia está deslegitimada y necesita, de manera urgente, una reforma profunda y democrática”, escribió en Twitter.

En una serie de mensajes el jefe de estado sumó críticas a los magistrados: “La designación por decreto de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti como jueces de la CSJN fue un acto político inconstitucional que dio cuenta de la decisión del gobierno macrista de manipular la justicia”.

“Que el presidente de la Corte Suprema sea, al mismo tiempo, el presidente del Consejo de la Magistratura y se haya erigido en tal función poniendo en vigencia una norma derogada y votándose a sí mismo, solo deja en evidencia su desapego a la ley y a elementales normas éticas”, dijo.

“Durante el macrismo, la Justicia Federal construyó ‘doctrinas’ que resultaron patéticos instrumentos para perseguir opositores y aplicar la prisión preventiva como penas anticipadas. Imputaron responsabilidades objetivas y aplicaron el derecho penal de autor sin vergüenza alguna”, agregó.

“Cuando todo eso ocurría, el máximo tribunal del país adoptó una posición pasiva que permitió que tanto maltrato a la justicia por parte de la Justicia Federal fuera posible. De todo ello hubo responsables por acción y por omisión. Muy pocos tuvieron la dignidad de no sumarse”, expresó Fernández.

Por otro lado, recordó su proyecto para modificar el fuero penal de la Justicia federal, y recordó a los dirigentes que no lo acompañaron.

“Dijeron que buscaba la impunidad de ciertos acusados. Los que lo decían son los que aseguran su impunidad con este sistema lamentable de justicia”, comentó.

“No dejemos de debatir el problema y buscar una solución. Como Presidente sigo comprometido en que los argentinos contemos con una justicia honesta e independiente de los poderes políticos y fácticos como merecemos”, concluyó el mandatario.

Deja una respuesta