Carlitos Balá falleció a los 97 años

El prestigioso conductor televisivo y animador Carlitos Balá  falleció en la madrugada de hoy tras ser internado de urgencia en la noche del jueves con pronóstico reservado y las redes estallaron con mensajes recordándolo con cariño y expresando sus condolencias a la familia.

Desde su entorno confirmaron que el conductor de 97 años se acercó al centro de salud porque tenía algunos dolores y mareos, y quedó internado.

La noticia de la internación había sido revelada  por la panelista Estefi Berardi en LAM, quien detalló que Balá fue llevado de manera urgente al Sanatorio Güemes, ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y agregó que el pronóstico era reservado.

“Tuvo mareos en su casa, lógico de su edad, y lo llevaron al sanatorio. Los médicos decidieron dejarlo en observación hasta mañana (este viernes) y hacerle los estudios correspondientes que por suerte dieron bien”, expresó su representante, Maximiliano Marbuk, en otro portal de noticias.

“El pronostico es reservado. Esperamos que no sea nada y se recupere pronto”, dijo Estefi Berardi.

El animador infantil debía someterse a una serie de estudios médicos para saber qué es lo que le ocurría y qué tratamiento seguir para recuperar su salud.

Cabe destacar que Balá cumplió años hace poco más de un mes, el pasado 13 de agosto llegó a los 97 años y pasó ese día rodeado por sus afectos más íntimos y abrazado por el amor de aquellos niños y niñas, que hoy son hombres y mujeres, y que lo recuerdan con una sonrisa.

El prestigioso humorista, actor, músico y presentador, contaba con más de medio siglo de trayectoria artística, en su mayoría dedicada al show infantil.

Sus comienzos fueron en la radio y luego en televisión en La revista dislocada, junto a Délfor Dicásolo. Formó parte del trío Balá, Marchesini y Locatti.

Durante toda su vida tuvo éxito, hizo reír desde sus primeras incursiones y en 1958 integró el famoso trío cómico Balá, (Jorge) Marchesini, (Alberto) Locati. Presentado por Antonio Carrizo en Radio El Mundo, el grupo tuvo gran popularidad hasta 1960.

Desde allí, Balá emprendió su carrera individual. También de aquellos tiempos iniciáticos se recuerda que ganó un concurso de imitaciones en la radio, donde asomó con el seudónimo de Carlitos Valdez (luego, y por siempre, fue Balá).

Recibió toda clase de homenajes. En 2016, a los 91 años, visitó al Papa Francisco en el Vaticano y fue declarado “Embajador de Paz”. La Legislatura porteña ya lo había declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad. Hay una estatua de él haciendo su gesto característico en la entrada de la pizzería Imperio de la Pizza.

Deja una respuesta