Cerruti minimizó la suba del dólar y aseguró que “solo el oficial incide en la formación de precios”

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti dio su rutinaria rueda de prensa desde casa rosada y fue consultada sobre la devaluación que está surgiendo de la moneda argentina, y esta minimizó completamente el hecho.

Luego de que la divisa estadounidense llegar ayer a una cifra récord nunca antes vista, la portavoz aseguró que “El dólar blue es un mercado muy pequeño, estamos hablando de un mercado de tres millones de dólares en un mercado de mil millones de dólares, el oficial, que es el que de verdad incide en la formación de precios en la producción, porque hay productos importados”.

En relación a la medida de aumento de un 10% del impuesto por compras al exterior, Cerruti expuso que “no hay ningún aumento de impuesto ni cepo al dólar, sino una mayor percepción del adelanto de Ganancias, que luego se devuelve vía la AFIP. El dólar ahorro no se modificó. Y el Impuesto País es el mismo”.

Además, aseguró que, “si hubo remarcaciones de precios por especulación, codicia o incertidumbre, esperemos que no jueguen con la mesa y los alimentos de los argentinos”.

“Aquellos que remarcaron creyendo que habría una devaluación, sería bueno que dejen de jugar con los precios porque no están jugando con el Gobierno sino con la mesa de los argentinos”, expresó la funcionaria.

“El Gobierno está garantizando que no haya desabastecimiento de ningún producto de primera necesidad. No hay faltantes masivos en ningún lado”, aseguró la vocera sobre la posibilidad de una escasez de productos. Aunque reconoció que “puede haber faltantes puntuales en algunas góndolas o supermercados específicos”.

En esta misma línea, solicitó que “no llevemos temor el temor del desabastecimiento a la sociedad porque eso no está sucediendo”, y acusó la existencia de “maniobras especulativas y retención de productos”.

Además, al ser consultada sobre la frase de Grabois, quien le reprochó que “con tu sueldo 100 trabajadoras y trabajadores informales tendrían su salario básico universal”, Cerruti fue lapidaria: “No respondo chicanas”, dijo.

Deja una respuesta