Dieron 10 años de prisión a una mujer que prostituía a sus hijos

En la jornada de ayer se dio a conocer la sentencia para una mujer que prostituía a sus hijos menores de edad.

En un juicio abreviado llevado a cabo en la Sala I, una mujer resultó condenada a la pena de diez años de prisión efectiva por resultar autora penalmente responsable del delito de promoción y facilitación de la prostitución de menores agravado por el vínculo y  facilitación de la corrupción de menores.

Los hechos ocurrieron en una casa de barrio Nueva Esperanza donde las autoridades  constataron que en la propiedad que daba al fondo de la casa de la denunciante, vecina de la familia, se habría producido un supuesto abuso sexual.

La mujer refirió que en el lugar se encontraba la imputada junto a sus hijos e hijas menores y un grupo de hombres. Estaban jugando a las cartas por prendas. Si la acusada perdía, sus hijas tenían que desnudarse y dejarse tocar por los sujetos que estaban en el lugar.

A partir de la causa un hombre fue condenado por tratarse de una de las personas que estaban dentro de la vivienda. Fue demorado a dos cuadras del lugar del hecho.

El juez Javier Aranibar ordenó el traslado de la condenada a la Unidad Carcelaria 4.

En el mismo fallo, el hombre fue condenado a dos años y seis meses de prisión condicional por resultar autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual simple.

En el caso de este último,  el juez ordenó que el imputado continúe en libertad por la modalidad de la pena impuesta, sin perjuicio de lo dispuesto por otro tribunal. Le dictó una serie de obligaciones que deberá cumplir durante cuatro años.

Este también tiene prohibición de acercamiento a menos de 300 metros del lugar de residencia de los menores idenficados como  M. G. V. (13),  B. N. V. (14), P. M. V. (15) y  L. M. R. (5) y prohibición de mantener contacto por cualquier medio con las víctimas. Todo ello con expreso apercibimiento de revocarse la modalidad de la pena dictada.

El juez ordenó finalmente que se les practique examen médico y extracción de material genético a los condenados para su inscripción en los registros nacional y provincial correspondientes.

Deja una respuesta