bettina

Investigan a otra financiera salteña por posible estafa

La fiscal Penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, investiga 32 denuncias radicadas contra la firma Saulo Capital SRL por el delito de estafas. Hasta el momento, ingresaron siete denuncias a la Unidad de Delitos Económicos Complejos y 25 a distintas dependencias policiales, que serán remitidas a la Fiscalía.

Salinas Odorisio determinó que el Gabinete de Delitos Económicos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), investigue el accionar de la firma a fin de determinar la existencia o no de delitos y la competencia, a partir de las denuncias de posibles damnificados.

El pasado martes una decena de ahorristas se hicieron presentes en las puertas de Saulo Capital SRL, ubicada en calle San Juan al 400 para denunciar que la empresa cerró arbitrariamente sus oficinas y que no devuelve los capitales invertidos ni los intereses prometidos.

El pasado martes una decena de ahorristas se hicieron presentes en las puertas de Saulo Capital SRL, ubicada en calle San Juan al 400 para denunciar que la empresa cerró arbitrariamente sus oficinas y que no devuelve los capitales invertidos ni los intereses prometidos.

Según informaciones oficiales, los inversores habían sido convocados por responsables de la empresa para una propuesta de devolución de lo invertido, pero no hallaron solución hasta ahora.

El contador, a quien identificaron como Marcelo Alfredo Morales, no los atendió. Solo una nota escrita sobre un papel dejaba una promesa que el día de ayer no se materializó.

En declaraciones a El Tribuno uno de los perjudicados dijo que :“Cerraron y nos dijeron que tenían un problema con el Banco Central. Estaban pagando un 17,5 por ciento de interés por mes. Después de eso dejaron de dar la cara. Me cansé de mandar mensajes. Dijeron que iban a dar una solución. La página quedó bloqueada. No sabemos qué hacer”.

La página web de la empresa decía: “Informamos que el 4/05/2022 iniciará la devolución de capital”. En la puerta de la empresa colocaron un cartel: “Se informa a los inversores que el lunes 9 retomaremos las actividades. Nos estaremos comunicando con cada inversor a la brevedad”. Sin embargo, la oficina estaba cerrada.

Uno de los que figuraban como responsables de los negocios abiertos con los fondos de los inversores señaló anoche que “la misma gente que fue a darle su dinero y firmó contrato con el contador ahora amenaza a los que fuimos empleados de la financiera: “perejiles”.
“Tenemos miedo de agresiones y esas cosas”, afirmó.

Deja una respuesta