Irán se enriquece en uranio y desconecta 27 cámaras de la ONU

Irán está retiró 27 cámaras de vigilancia en instalaciones nucleares en respuesta a una resolución que critica su falta de cooperación para reducir el enriquecimiento de uranio, informó el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que advirtió que esta medida puede ser un “golpe fatal” para las negociaciones por un acuerdo sobre su programa atómico.

El reporte no identificó el centro afectado, pero la noticia parecía ser una nueva técnica de presión de Teherán, que enfrentaba esta semana reproches de naciones occidentales en una reunión del Organismo Internacional de la Energía Atómica.

Se trata de un paso más de alejamiento del acuerdo firmado en 2015 por el que la república islámica se comprometió a emplear solo centrifugadoras de primera generación.

El reporte de la televisora estatal iraní indicó que las cámaras supervisaban “los niveles de enriquecimiento e indicadores” en aparente referencia a los Monitores de Enriquecimiento a través de Internet el OIEA, que vigilan la concentración del gas de uranio a través de conducciones e instalaciones.

“Lo que nos informaron es que 27 cámaras están siendo removidas en Irán. Así que esto, por supuesto, plantea un serio desafío a nuestra capacidad para seguir trabajando allí”, aseguró el director general de la agencia nuclear de la ONU, el argentino Rafael Grossi, en conferencia de prensa en la sede del organismo en Viena.

El país asiático anunció que había desconectado algunas de las cámaras, sin especificar el número, para protestar contra la votación del Consejo de Gobernadores del OIEA de una resolución que criticó a Teherán por su “falta de cooperación”.

Al condenar la resolución presentada por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania, el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní calificó la resolución de una “acción política, no constructiva e incorrecta”.

“La República Islámica de Irán considera este enfoque destructivo para la cercana relación y la cooperación entre Irán y el OIEA”, dijo el representante iraní ante la agencia atómica de la ONU, Mohamed Reza Ghaebi.

“El OIEA debe darse cuenta de las ruinosas consecuencias que tiene la publicación de un informe unilateral de este tipo”, indicó Ghaebi.

Deja una respuesta