La Corte Suprema Estadounidense reafirmó el derecho a portar armas en público

En medio de un contexto complicado para el país norteamericano por los últimos ataques que se registraron por el uso indiscriminado de armas, la corte suprema reafirmó el derecho de portación.

La Corte Suprema dictaminó que sus ciudadanos tienen el derecho fundamental de portar armas de fuego en público, en una decisión histórica que impide a los estados a restringir con normativas propias a las personas de hacerlo.

El fallo se dio por 6 votos contra 3 anula una ley de Nueva York que databa de 1913 y requería que una persona demostrará que tenía necesidades legítimas de defensa personal para recibir un permiso de porte de armas, al tiempo que impedirá a los estados restringir el derecho de las personas a armarse.

El presidente Joe Biden se declaró “profundamente decepcionado” por la decisión, que “contradice tanto el sentido común como la Constitución”, según dijo.

“Esta sentencia contradice tanto el sentido común como la Constitución y debería molestarnos a todos profundamente”, afirmó el mandatario en un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

La sentencia afecta a ese estado y a otros seis con normas similares, y fue aprobada con el voto a favor de los seis magistrados conservadores del Supremo, y con la oposición de los tres miembros liberales del tribunal.

La decisión del Alto tribunal, que considera que Nueva York viola los derechos consagrados en la Segunda Enmienda, supone un jarro de agua helada sobre un Estado desbordado, pese a la legislación vigente, por una oleada de violencia desde 2020, y por extensión para el resto de los Estados.

Se trata de una medida controvertida, porque llega justo el día después de que el Senado estadounidense haya iniciado el trámite de la primera ley de recorte de los derechos de los poseedores de armas en 27 años.

Deja una respuesta