MANTENGAMOS LAS PAUTAS DE HIGIENE Y CUIDADO PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DE COVID-19.

Por una inflamación pulmonar, el papa Francisco suspendió parte de su agenda

El papa Francisco suspendió nuevamente parte de su agenda de los próximos días mientras continúa un tratamiento con antibióticos para tratar una inflamación pulmonar. Según refirieron desde el Vaticano, sus condiciones «son buenas y estables, sin fiebre» con una «condición respiratoria en neta mejoría».

Para tratar la inflamación «que causaba algunas dificultades respiratorias», el Papa recibe «una terapia antibiótica por vía intravenosa», explicó el vocero papal, Matteo Bruni. En ese marco, «para facilitar su recuperación, algunos importantes compromisos previstos para estos días fueron pospuestos para que les pueda dedicar el tiempo y la energía necesarias». Mientras tanto, otros encuentros «de carácter institucional o más fáciles de mantener dadas las actuales condiciones de salud se mantuvieron».

De ese modo, Francisco recibió este lunes al presidente paraguayo, Santiago Peña, en la residencia de Casa Santa Marta y no en el Palacio Apostólico, como estaba previsto antes del cuadro pulmonar, para una reunión de 25 minutos.

El domingo, a causa de este inconveniente de salud, Francisco rezó el tradicional Ángelus dominical desde la capilla de su residencia de Casa Santa Marta en el Vaticano y no desde el Palacio Apostólico.

«No puedo asomarme a la ventana porque tengo este problema de inflamación en los pulmones», contó el pontífice desde la capilla de su residencia en Casa Santa Marta al iniciar la oración que leyó monseñor Paolo Braida, de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Durante el Ángelus, que fue transmitido por streaming y en pantallas gigantes en Plaza San Pedro, se vio a Francisco con rastros de una cánula en su mano derecha.

Francisco suspendió el sábado todas sus audiencias previstas por «un ligero estado gripal». El pontífice, que el 17 de diciembre cumplirá 87 años, tenía entre las audiencias previstas para el sábado una reunión con el presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló, entre otras actividades.

Luego, «a primera hora de la tarde» de Italia del sábado, el Papa se sometió a una tomografía computarizada «para excluir el riesgo de complicaciones pulmonares» en el Hospital Gemelli de Roma. Tras la TAC, que dio negativo, «el Papa volvió a Casa Santa Marta», su residencia en el Vaticano.

Deja una respuesta