11 de julio: Día Mundial de la Población

Cada 11 de julio se celebra el Día Mundial de la Población, por iniciativa del Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Su objetivo primordial es crear conciencia en relación a todas las problemáticas que en la actualidad afectan a la población del mundo, sobre todo en asuntos relacionados con el crecimiento y desarrollo de los pueblos.

En 2024, el Día Mundial de la Población se centra en el siguiente lema: «Para no dejar a nadie atrás tenemos que contar con todas las personas».

En los últimos 30 años, las sociedades han mejorado significativamente la recolección, análisis y uso de datos demográficos, reflejando con mayor precisión la diversidad de nuestras comunidades. Estos avances han permitido una mejor asistencia sanitaria, especialmente en salud sexual y reproductiva, y han facilitado el ejercicio de derechos individuales.

A pesar de estos progresos, las comunidades marginadas siguen estando subrepresentadas en los datos, afectando su bienestar y calidad de vida. El Día Mundial de la Población 2024 nos invita a reflexionar sobre quiénes siguen sin ser registrados y por qué, y a comprometernos a mejorar nuestros sistemas de datos para que reflejen toda la diversidad humana. Al incluir a todos, especialmente a los más marginados, fortalecemos el tejido social y aceleramos el progreso global.

¿POR QUÉ SE CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DE LA POBLACIÓN?

El Día Mundial de la Población fue proclamado en el año 1989, cuando la Tierra superaba los cinco mil millones de habitantes.

Anteriormente, en 1968 los líderes mundiales proclamaron que los individuos tienen el derecho humano básico de determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos.

Cuarenta años después, los métodos anticonceptivos modernos permanecen inasequibles para cientos de millones de mujeres y hombres.

Que la población pueda planear sus familias implica que puedan planear su vida, vencer a la pobreza, mejorar la salud de las madres e hijos, lograr una mayor equidad de género, disminuir la mortalidad materna y sostener a la juventud.