18 de febrero: Día internacional del síndrome de Asperger

Cada 18 de febrero se celebra de forma internacional el día que conmemora el descubrimiento del síndrome de Asperger.

Esta fecha coincide con el natalicio de Hans Asperger, pediatra austriaco quien, en el año 1944, describió por primera vez el síndrome.

Se trata de un trastorno del espectro autista muy frecuente en nuestra sociedad, siendo más habitual en niños que en niñas. Posee consecuencias importantes -aunque variables- en el desarrollo emocional, social y conductual.

A pesar que sus estudios fueron publicados en 1943, no sería hasta la década de los 90, que sus notas y descripciones cobrasen valor para los estudiosos del autismo y enfermedades neurológicas en general.

La Organización Mundial de la Salud lo reconoce como un trastorno generalizado del desarrollo infantil, con consecuencias en el desarrollo social, emocional, y en la conducta del niño, que se inscribe dentro de los trastornos del espectro autista (TEA).

Pese a que desde el año 2007 se celebra este día para visibilizar la problemática, existe un significativo desconocimiento, por parte de la sociedad en general y de algunos profesionales, sobre las características de este síndrome.

No es una enfermedad mental ni una discapacidad intelectual. Es un trastorno del neurodesarrollo, que implica unos niveles de inteligencia en la media y un buen nivel de lenguaje, pero también grandes alteraciones en la comunicación y comprensión social, que se manifiestan en un comportamiento rígido, intereses restringidos y dificultades para comprender las reglas sociales y el lenguaje no formal.

Por ello, se dice que el síndrome de Asperger es, fundamentalmente, una discapacidad social, ya que es en este ámbito donde se generan diversas barreras para la participación de las personas que lo tienen.

Deja una respuesta