18 de Noviembre: Día mundial de la Vasectomía

El tercer viernes del mes de noviembre se celebra en todo el mundo el día que hace alusión a un método anticonceptivo masculino que es de los más conocidos, pero poco aplicado por el estigma que tiene en la sociedad.

Esta fecha nace para promocionar este tipo de cirugía y romper con las falsas creencias que la rodean.

La vasectomía supone una oportunidad de planificación familiar para muchas personas, además de contribuir a la sostenibilidad del planeta. Se trata de un acto de amor, hacia tu pareja y hacia el planeta.

Es un método seguro que permite evitar embarazos no deseados, siendo una manera de compartir la responsabilidad de anticoncepción con la pareja.

Este procedimiento ambulatorio es realizado por un médico especialista (urólogo) mediante una pequeña incisión en la parte anterior del escroto, efectuando la sección y ligadura de los conductos seminales o deferentes.

Los espermatozoides se siguen produciendo en los testículos y se reabsorben en el cuerpo. La eyaculación de semen seguirá manteniendo su color, textura y cantidad.

Si bien este procedimiento es permanente, se puede revertir a través de una microcirugía, llamada vasovasostomía, que busca conectar nuevamente los cabos del conducto deferente seccionados en la vasectomía, de manera que los pacientes logren tener hijos por medios naturales.

La creación del Día Mundial de la Vasectomía surgió en el año 2013, por iniciativa del urólogo Douglas Stein y el cineasta Jonathan Stack.

Esto último fomentó la generación de alianzas estratégicas con instituciones pertenecientes a los sistemas públicos de salud a nivel mundial, para efectuar estos procedimientos de manera gratuita, especialmente a personas de bajos recursos económicos.

Los motivos para celebrar este día:

  • Incrementar la participación y responsabilidad de los varones en la reproducción
  • Implicar a los hombres en la planificación familiar. La vasectomía tiene menos riesgos que la ligadura de trompas o la ingesta de anticonceptivos, para la mujer
  • Dar la oportunidad de planificación familiar a familias con pocos recursos
  • Mejorar la vida sexual de las personas, por el miedo a un embarazo no deseado
  • Reducir el número de embarazos no deseados
  • Es una oportunidad para que médicos de todo el mundo puedan formarse en esta técnica.
  • Apoyar a los médicos que hacen vasectomías
  • Reducir el enorme impacto de la masificación en la tierra y la huella de carbono causada por los humanos.

Deja una respuesta