22 de Septiembre: Día Mundial de la Narcolepsia

Cada 22 de septiembre se celebra internacionalmente el Día Mundial de la Narcolepsia, un trastorno del sueño que afecta a un porcentaje de la población bastante alto, y que provoca alteraciones en la vida de los pacientes y sus familias.

Se trata de una enfermedad neurológica, de tipo crónica, que está producida por una alteración de la neurotransmisión hipocretinérgica hipotalámica, causado por una pérdida selectiva de las neuronas que producen hipocretinas.

El déficit se traduce clínicamente en una alteración del ciclo sueño-vigilia con excesiva somnolencia diurna, ataques de sueño, cataplejía, alucinaciones hipnagógicas, parálisis de sueño y sueño nocturno perturbado.

Los síntomas de la enfermedad suelen ser que la persona tiene un nivel muy alto de somnolencia diurna, además de cataplejia, o lo que es lo mismo, pérdida brusca de tono muscular ante las emociones. También se suelen presentar otros síntomas como dificultad para dormir por las noches, pesadillas, alucinaciones, sonambulismo y trastornos alimentarios.

Si bien la narcolepsia puede aparecer a cualquier edad, la doctora López indica que “por lo general, se diagnostica entre los 20 y 30 años, aunque los pacientes refieren el comienzo de los síntomas antes de cumplir los 15 años”.

Cabe destacar además que la prevalencia de la narcolepsia tipo 1 en niños es aún desconocida y su diagnóstico en la infancia no es sencillo, en ausencia de cataplejía. La somnolencia excesiva y los accesos de sueño producen problemas escolares, trastornos de aprendizaje e hiperactividad.

Deja una respuesta