27 de Agosto: Día nacional de la radiodifusión

El vigésimo séptimo día del mes de agosto se celebra en nuestro país el día que hace referencia al medio de comunicación más antiguo que persiste en la actualidad, es el día de la radiodifusión.

Esta fecha se celebra para recordar a un hecho histórico ocurrido en la Argentina. El 27 de agosto de 1920 la Sociedad Radio Argentina, realizó en Buenos Aires la primera transmisión radiofónica, considerada, por muchos, como la primera emisión de radio programada del mundo, ya que todas las anteriores tenían un carácter experimental.

La emisión se realizó con un pequeño micrófono, un transmisor de escasa potencia y antenas ubicadas en el teatro Coliseo y se difundió la obra Parsifal de Richard Wagner.

Luego, en 1968 la Sociedad Argentina de Locutores rescató este hecho y dieron la iniciativa para que año a año se conmemore la fecha que es oficial desde 1970.

Este grupo de radioaficionados, denominados como Sociedad Radio Argentina, inauguraron la radiofonía en la Argentina.

El grupo estaba compuesto por el médico Enrique Susini, César Guerrico, Luis Romero Carranza y Miguel Mujica. Equipados con un pequeño micrófono y un transmisor de escasa potencia, transmitieron la ópera Parsifal de Richard Wagner desde la terraza del Teatro Coliseo.

Esta transmisión pudo ser escuchada apenas por un centenar de personas y es considerada la primera transmisión radiofónica completa de un programa de radio. Estos pioneros serían conocidos luego como los Locos de la Azotea.

Si bien hubo transmisiones anteriores, éstas eran de carácter breve y estaban destinadas a comunicaciones específicas, como las utilizadas en el frente de batalla durante la Primera Guerra Mundial.

Los Locos de la Azotea resignificaron la utilidad de la radio al considerar que podía utilizarse para fines pacíficos, permanentes y orientados a la distribución de bienes culturales.

A partir de aquel hito, todas las noches se emitieron conciertos en los que, muchas veces, el mismo Susini interpretaba en distintos idiomas y con diferentes seudónimos. Porque además de médico era músico y cantante.

Deja una respuesta