Camilo contó que Evaluna se comió la placenta de Índigo, y las redes estallaron

La pareja del momento en el ámbito artístico internacional vuelve a ser tendencia por una nueva declaración que abrió polémica en las redes sociales.

Camilo Echeverry y Evaluna Montaner ya fueron fuertemente criticados en el pasado por las excesivas demostraciones de amor que muestran en redes sociales y sus fanáticos siguieron muye de cerca todo el proceso del embarazo de la cantante que dio a luz hace poco más de un mes.

En la oportunidad, las redes estallaron porque justamente el artista habló sobre una temática que generó polémica a raíz del nacimiento de su hija índigo, y es que sostuvo que Evaluna se comió la placenta tras parir.

El cantante lo expuso en medio de una entrevista del programa español ‘La Resistencia’ con la mayor naturalidad cuando uno de los componentes del programa apuntó: “La peña se come la placenta por ahí”, a lo que Camilo contestó: “A mi esposa se la encapsularon [la placenta] y se la comió”.

“Es muy fantástica, le tomé fotos, les mostraría, pero… nosotros le pusimos aceite de oliva y nos lo comimos(sic)”, bromeó el intérprete de ‘Ropa Cara’ con los presentadores.

Sobre esta práctica que se está haciendo tan común, aunque algunos afirman que la placentofagia puede prevenir la depresión posparto, reducir el sangrado postparto, mejorar el estado de ánimo, la energía y el suministro de leche, y proporcionar micronutrientes importantes (como el hierro) no hay pruebas de que aporte beneficios a la salud.

Está presente en las hembras de la mayoría de especies de mamíferos placentarios, incluyendo los herbívoros. Las excepciones son el ser humano, los cetáceos, algunos pinnípedos, y los camélidos.

Según algunas hipótesis, el consumo de la placenta y el líquido amniótico ayudarían a la madre a rebajar el dolor tras el parto, ya que contienen una molécula llamada POEF, Placental Opioid-Enhancing Factor, factor placentario de refuerzo opioide, que actúa como agonista de los receptores opioides, induciendo analgesia.

Esta sustancia fue identificada en 1986 por el psicobiólogo Mark Kristal en la placenta de ratas, y demostró que aumenta el umbral de dolor, tanto en hembras como en machos.

Deja una respuesta