EE.UU.: Un hombre tiroteó en un hospital buscando al médico que lo operó

Al menos 4 personas murieron y varias otras resultaron heridas este jueves en un tiroteo ocurrido en un hospital de la ciudad estadounidense de Tulsa, en el estado de Oklahoma, en el que el agresor perdió la vida, según informaron fuentes de seguridad y medios locales.

La policía de Tulsa sostuvo que un hombre armado, que mató a cuatro personas en un edificio médico de la ciudad del estado de Oklahoma, acudió al lugar para matar a un médico al que culpaba del dolor que sufría tras una operación.

Este episodio se dio luego de que el hombre compró un rifle estilo AR-15 pocas horas antes del alboroto, segun confirmó la policía el jueves.

El pistolero llamó a la clínica repetidamente quejándose de dolor y apuntó específicamente al médico que realizó la cirugía, dijo el jefe de policía de Tulsa, Wendell Franklin.

“En este momento, podemos confirmar que el tirador está muerto”, escribió la Policía de Tulsa en un breve comunicado difundido en las redes sociales, en el que explicó que los agentes “están revisando todas las habitaciones del edificio en busca de posibles amenazas”.

El policía agregó: “Un sospechoso fue abatido. No sé en este momento si le disparamos o él mismo se disparó”, según la agencia Europa Press.

En tanto, el concejal de Tulsa Jayme Fowler dijo a la emisora local KOTV que el sospechoso se suicidó.

Además, hoy también se lamentó otro evento en el que al menos una persona resultó herida por disparos de arma de fuego cerca de un supermercado Walmart en Pennsylvania, informaron medios estadounidenses.

Estos dos nuevos tiroteos llegan poco más de una semana después de la matanza que costó la vida a 19 niños y dos profesores en la localidad tejana de Uvalde y 18 días después de que 10 personas fueran asesinadas en un supermercado de Búfalo, en el Estado de Nueva York. El tiroteo se ha producido el 1 de junio en el 101º aniversario de la masacre racista de Tulsa.

Deja una respuesta