El FMI destacó el progreso de la Argentina y negó un cambio en las metas

En medio de la primera revisión de metas del Fondo Monetario Internacional a la economía argentina tras firmarse el acuerdo de reestructuración de la deuda hace algunos meses, la entidad destacó un progreso en nuestro país.

El portavoz del FMI, Gerry Rice, indicó que después de las reuniones en Washington DC, los técnicos del FMI estuvieron trabajando “intensamente de forma virtual” con el ministro Guzmán y su equipo para terminar la primera revisión.

“Hay buen progreso”, aseguró Rice en conferencia de prensa.

“Los equipos están evaluando el impacto de la guerra en Ucrania en las perspectivas económicas de Argentina y están trabajando para priorizar las políticas según sea necesario para garantizar el cumplimiento de los objetivos y metas del programa”, continuó el funcionario.

“Caracterizaría el estado de las discusiones sobre la primera revisión como que se está haciendo un buen progreso”, dijo Rice al tiempo que subrayó: “Esperamos comunicar pronto acerca de la conclusión de la misión”.

Así también, el portavoz afirmó que “los objetivos se mantienen sin cambios”, porque el Fondo pretende “priorizar las políticas que permitan cumplir con los objetivos y metas del acuerdo”.

También, subrayó que “el programa económico se mantiene”, y puntualizó que “el ministro Guzmán, aseguró que el programa funciona como un ancla”.

Además, afirmó que “el Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad se está poniendo en marcha”, el cual habilitará líneas a 20 años de plazo de repago y con 10 de gracia, y para la Argentina representaría acceder a US$ 1.300 millones.

Cabe rescatar que el objetivo de déficit primario fue sobrecumplido por $30.000 millones, a pesar de que tuvo una contabilidad cuestionada por algunos analistas.

El de acumulación de reservas también se logró por las compras de dólares que hizo el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el financiamiento neto dese el Fondo, la emisión monetaria estuvo muy por debajo de límite para este trimestre; mientras que la deuda flotante tampoco superó el techo que acordó el Gobierno con el FMI y no hubo atrasos en el pago de la deuda externa.

En tanto, el Gobierno espera el segundo desembolso a principios de junio. Se trata de u$s 4100 millones que permitirán cubrir el vencimiento por u$s 3855 millones del próximo 22 de junio.

Deja una respuesta