Estados Unidos: La enterraron viva y la rescataron gracias a su reloj inteligente

El hecho ocurrió el pasado 16 de octubre en el estado de Washington, en Estados Unidos. En donde una mujer fue apuñada varias veces y enterrada viva en una tumba por su expareja. La víctima, identificada como Young Sook An, de 42 años, se encontraba en su casa cuando fue visitada por su marido, Chae Kyong An, de 53 años, con quien estaba separada y enfrentaba un litigio para divorciarse legalmente.

Ambos mantuvieron una charla en la propiedad sobre el divorcio, pero la misma se tornó violenta. El hombre se enojó, comenzó a golpear a la mujer y la amenazó con matarla.

El agresor ató a su expareja con cinta en su manos y pies y luego la llevó a un bosque cercano a la vivienda donde la apuñaló en reiteradas oportunidades. Después la enterró en una tumba, de poca profundidad, y se escapó del lugar pensando que la mujer moriría desangrada.

Sin embargo, Young Sook An estuvo bajo tierra varias horas hasta que logró quitarse la cinta adhesiva de las muñecas y escapó de la tumba. Al salir del pozo, la víctima envió un mensaje de auxilio, desde su reloj inteligente, a sus contactos cercanos. “Mi marido está tratando de matarme”, fue lo que envió la mujer, según fuentes del caso.

La mujer con sus últimas fuerzas logró llegar hasta una casa y refugiarse hasta que llegaran los servicios de emergencia. La familia que vive en la casa la asistió y llamó inmediatamente a la Policía, que seguían la ubicación de la mujer a través de su Smart Watch.

Cuando las autoridades arribaron al lugar, constataron que la víctima presentaba signos de haber sido torturada y tenía heridas de gravedad.

La mujer fue trasladada a un hospital donde lograron salvarle la vida dado que las heridas eran graves, pero no tan profundas. Mientras que, su esposo estuvo prófugo por horas, pero lograron detenerlo gracias a las cámaras de seguridad de un negocio cercano a donde fue enterrada.

El presunto autor se encuentra detenido sin fianza y se enfrenta a numerosos cargos, incluido el de intento de asesinato y secuestro en primer grado. La víctima hizo un pedido en la audiencia con juez del caso, a través de su abogada, para que su ex pareja siga detenida y no reciba el derecho a una fianza, ya que podría volver a atacarla.

Deja una respuesta