Fue a censar a la ex de su actual pareja y terminaron a las piñas

Durante la jornada de ayer se realizó como cada 10 años el censo poblacional del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), en todo el país, y fue declarado feriado nacional.

En una jornada de trabajo para los censistas que constó de alrededor de 9 horas, en nuestra provincia, en la localidad de Las Lajitas, ocurrió un violento incidente entre dos mujeres por un conflicto que llevaba un tiempo.

Pasado el mediodía del miércoles, las dos mujeres, una que estaba prestando el servicio como censista, y otra que estaba por ser censada en su domicilio, se agarraron a golpes tras recordar un viejo problema.

La censista se animó a golpear la puerta donde vive una la exmujer de su actual pareja, con quien se ocasionó la trifulca, tras la cual, ambas realizaron la denuncia por los daños sufridos.

Cerca de las 14 la trabajadora del Indec, de 29 años, llegó a una de las viviendas ubicadas en el barrio San Antonio de Las Lajitas, donde tras golpear la puerta la recibieron dos hombres, padre e hijo, quienes amablemente la invitaron a pasar.

Mientras la censista se alistaba y preparaba el formulario que la familia en cuestión debía completar, sobrevino el caos. Apareció en escena la exmujer de la actual pareja de la censista, quien vociferó: “Ahora sí te voy a cagar matando”. Junto a su hermana, se abalanzaron contra la trabajadora pública.

Resentida por lo que habría sucedido hace algunos años entre su exmarido y la ocasional censista, actual pareja de su ex, la denunciada y su hermana la atacaron con golpes de puño y patadas. El hermano y el padre de las indignadas mujeres tuvieron que intervenir para poner calma a la situación.

La censista logró huir del lugar y llamar al 101, hasta el lugar llegó un móvil policial que la trasladó hasta el hospital zonal, donde le diagnosticaron “labio inferior inflamado, en mucosa yugal infiere pequeña laceración, excoriación superficial en dedos anulares derecho e izquierdo”.

La joven radicó denuncia penal contra las hermanas por “lesiones y amenazas”, en tanto que estas últimas también denunciaron a la censista dado que entienden no podía acercarse a dicha vivienda por la prohibición legal que ambas partes tienen a raíz del problema conyugal suscitado hace algunos años.

Deja una respuesta