bettina

Hasta la fecha no se registraron casos de dengue en la provincia

En el  pasado mes de octubre inició la vigilancia epidemiológica intensificada de síndromes febriles agudos inespecíficos, del cual hasta el momento no se ha confirmado en la provincia ningún caso de dengue ni de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como zika o chikungunya, informó el director general de Coordinación Epidemiológica, Francisco García Campos.

La vigilancia activa se realiza en todas las áreas operativas, como estrategia de prevención y control de enfermedades transmitidas por mosquitos (ETM). Consiste en el reporte diario de casos febriles a la Sala de Situación del Ministerio de Salud Pública y su estudio mediante pruebas de laboratorio para determinar la causa de los mismos.

El Ministerio de Salud Pública recomienda a la población en general reforzar, desde todos los ámbitos, las medidas de prevención, dado que el período de lluvias potencia la posibilidad de que se generen criaderos de mosquitos en las viviendas y espacios peridomiciliarios.

Se recomienda revisar y limpiar patios, jardines, canaletas y todo lugar donde pueda acumularse agua, desechando todo objeto que pueda servir para que el mosquito Aedes aegypti deposite sus huevos y se reproduzca.

Se debe cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, cepillar las paredes de todos los contenedores, tapar bien los tanques de agua, sellar pozos ciegos y colocar tela mosquitera en los respiraderos, mantener el pasto corto y desmalezar terrenos, entre otras acciones.

Otras recomendaciones a tener en cuenta:

  • Quienes viajen o habiten en zonas con presencia del mosquito Aedes aegypti, deben evitar la exposición al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, ya que son los momentos de mayor actividad del mosquito.
  • Usar ropa clara, de mangas largas y pantalones largos, cubriendo el cuerpo cuando se desarrollan actividades al aire libre.
  • Utilizar espirales, tabletas repelentes o insecticidas para ahuyentar a los mosquitos.
  • Proteger las cunas o cochecitos de los bebés con mosquiteros tipo tul y verificar que permitan una correcta ventilación.
  • Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y ropa y renovar su aplicación según las indicaciones del envase.
  • No se recomienda el uso de repelentes en niños menores de dos meses de edad. Para los mayores de dos meses, consultar con el pediatra por el producto más adecuado.
  • Los niños pequeños no deben aplicarse ellos mismos el repelente: siempre lo debe hacer un adulto. No aplicar repelente en las manos de los niños, ya que podrían llevárselas a la boca.
  • No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.
  • Si durante el viaje o al regreso se presentan síntomas tales como: fiebre, dolor muscular o articular, vómitos, malestar general o sarpullido; no automedicarse y realizar una consulta médica de inmediato.

Deja una respuesta