La polémica respuesta de Javier Milei cuando preguntaron por la venta de niños

Luego de que hace algunas semanas el diputado nacional del partido “Libertad Avanza”, Javier Milei, haya sido fuertemente criticado por mostrarse a favor de la venta de órganos, sosteniendo que es “un mercado más”, sus dichos volvieron a provocar polémica.

Durante una entrevista radial de un programa de Radio Con Vos, el funcionario dudó al responder y no negó estar en contra de la venta de niños.

El diputado nacional de la Libertad Avanza aprovechó el espacio para pronunciarse  en favor de “eliminar de cuajo la obra pública”, y consideró que la educación pública y privada debería administrarse mediante un sistema de “vouchers” (vales) que “premie la competencia entre los distintos establecimientos” formativos.

Además, fue tendencia en las redes sociales, ya que, tras la polémica por la venta de órganos, dijo que, en algún momento, se podría debatir la venta de hijos.

“Llevaría la obra pública al sistema de iniciativa privada a la chilena, que nació porque no tenían un mango”, explicó el legislador y recalcó que está “absolutamente convencido” de que “hay que eliminar el Banco Central”.

Milei reiteró además sus propuestas sobre “reformar el Estado; bajar el gasto público, eliminar impuestos para que queden solo diez gravámenes; avanzar en una flexibilización del mercado laboral; abrir la economía e instrumentar una reforma monetaria y financiera”.

Sobre la venta de órganos intentó enfriar la situación por la que fue criticado y manifestó: “Es una discusión filosófica que no sé si estamos preparados”.

Fue consultado sobre el economista norteamericano Murray Rothbard, quien propone que cada persona pueda vender sus órganos si así lo quieren, filosofía  que Milei señaló como la corriente a la cual adhiere.

Pero el autor también avala el comercio de niños, y consultado sobre ese aspecto, Milei sostuvo: “Si tuviera un hijo no lo vendería” y agregó: “Está alejada esta discusión de la realidad de los argentinos: nuestros problemas son la inflación, que no crecemos y el desempleo”.

Ante la repregunta de si coincidía con la postura de Rothbard, sumó: “La respuesta depende de en qué términos estés pensando. Quizás de acá a 200 años se podría debatir”.

Deja una respuesta