Dinamarca: Tres personas murieron durante un tiroteo a un shopping de Copenhague

Durante la jornada de ayer se conoció la orden de internación de un joven que asesinó a tres personas en un tiroteo en un centro comercial de Copenhague, Dinamarca.

El sospechoso del ataque, un hombre de 22 años que era conocido por la policía, fue arrestado tras el tiroteo, dijo el jefe de la policía Søren Thomassen. Un juez dictó su internación en un centro psiquiátrico.

Aún se desconocen las motivaciones del ataque. El inspector jefe del cuerpo armado señaló que no se podía excluir “un acto de terrorismo”. Según él, nada indica por el momento que otras personas hayan participado en la matanza.

Entre los muertos, se encuentran dos adolescentes daneses, de 17 años, y un ciudadano ruso de 47.

Los heridos, entre los que se encuentra una pareja de ciudadanos suizos, fueron trasladados al hospital con heridas de bala. Uno de ellos permanece en “situación crítica”, según las autoridades.

Tras una visita celebrada este lunes, el juez ordenó un examen psiquiátrico, según explicó el fiscal Soren Harbo en declaraciones a la prensa tras la visita a puerta cerrada, según recogió el diario danés ‘Jyllands-Posten’.

El acusado entró en la sala vestido con una camiseta azul y acompañado por tres agentes, confirmó su identidad ante el juez y respondió con un dubitativo “no estoy seguro” a una pregunta sobre el momento en el que fue arrestado.

Casi inmediatamente después de la presentación del cargo de homicidio y homicidio en grado de tentativa se decretó el secreto de sumario. La defensa desistió de posicionarse sobre los cargos.

Según detallan, el detenido eligió las víctimas “al azar” según declaró el domingo por la noche el inspector jefe de la policía de Copenhague, Soren Thomassen, de acuerdo con reportes de las agencias de noticias AFP y Sputnik.

La policía considera auténticos los videos del sospechoso que circulan desde anoche en las redes sociales, señaló Thomassen.

En estos se lo ve posando con armas, imitando gestos de suicidio o refiriéndose a un tratamiento con un medicamento prescrito por un psiquiatra “que no funciona”.

Las cuentas de YouTube e Instagram del sospechoso fueron cerradas durante la noche.

El sospechoso “tiene antecedentes psiquiátricos”, dijo Thomassen. “No hay indicios de que tenga cómplices”, agregó.

Deja una respuesta