16 de abril: Día mundial de la Voz

El Día Mundial de la Voz se celebra el 16 de abril y fue decretado por la Federación de Sociedades de Otorrinolaringología con el objetivo de crear conciencia de la importancia que tiene la voz, así como los cuidados que se deben tener para evitar problemas relacionados con las cuerdas vocales.

En esta fecha suelen realizarse campañas que buscan concienciar a la población sobre la importancia de la salud vocal para la comunicación, incentivando la consulta temprana ante cualquier síntoma relacionado con la voz.

La laringología es la subespecialidad de la Otorrinolaringología que se ocupa de las enfermedades de la laringe y, por tanto, de los problemas de la voz (disfonía y afonía).

Al ser un órgano que se encuentra entre las vías respiratorias y el aparato digestivo puede verse influenciado por patologías de diversa índole y su alteración puede provocar además problemas respiratorios y deglutorios como la odinofagia y la disfagia.

Este día tiene la finalidad de crear conciencia sobre la importancia de cuidar el aparato fonador y hacer una buena utilización de la voz.

Por ello, el Ministerio de Salud Pública recomienda a la población, y especialmente a las personas que utilizan la voz como herramienta de trabajo, consultar con los especialistas ante cualquier cambio o alteración que se perciba en la emisión de la voz.

Los dos problemas principales de la voz son la disfonía y la afonía.

Disfonía

Se define como disfonía a la pérdida del timbre normal de la voz, que puede deberse a un trastorno funcional u orgánico de la laringe.

Esto puede producirse por una incorrecta utilización de la voz, en forma de excesiva tensión de las estructuras de la laringe.

También, por un exceso de energía, que se traduce en micro traumatismos en las cuerdas vocales, inflamación y la posibilidad de la aparición de lesiones orgánicas en el borde de las cuerdas vocales, tales como nódulos o pólipos.

Otra de las causas es el abuso vocal, que puede darse entre las personas que utilizan la voz durante muchas horas, como pueden ser docentes, telefonistas, vendedores, cantantes, locutores, etc.

Puede también ocurrir en personas que trabajan en entornos ruidosos, que las obliga a utilizar la voz en un volumen más alto que el habitual, sobreexigiendo a las cuerdas vocales. Esto suele ocurrir en fábricas, mercados, peatonales, gimnasios, etc.

Afonía

La afonía se produce por un uso excesivo de las cuerdas vocales, o por gritar muy fuerte. Es la afección más grave y consiste en la ausencia total de la voz, o cuando la persona sólo puede emitir un susurro muy bajo, inentendible.

Puede producirse de forma gradual o repentina y, en general, obedece a causas relacionadas con la laringe, como nódulos en cuerdas vocales, pólipos o edemas.

Deja una respuesta