El PBI creció 6,9% interanual en el segundo trimestre del año

Tras conocerse los datos inflacionarios del mes  y en busca de realizar un balance de la situación económica que vive la Argentina, Indec expidió ayer un nuevo informe donde destacó el crecimiento que tuvo el Producto Interno Bruto en los últimos meses.

El documento expone que durante el segundo trimestre del año el PBI creció 1% en términos desestacionalizados frente al primer trimestre. A su vez, se registró un incremento del 6,9% frente al mismo periodo del 2021.

Por lo que el primer semestre de 2022 acumuló un alza del 6,5% anual. Tal como destacaron distintas consultoras, se trató de un crecimiento mayor al estimado en el EMAE.

De cualquier forma, desde las entidades privada se advierte que de cara a la segunda mitad del año, la realidad podría ser otra. Por diversos factores, los analistas prevén una desaceleración de la economía en el segundo semestre: así, la actividad cerraría el 2022 con un crecimiento entre 3,5% y 4%, similar a la proyección realizada por el Gobierno en el Presupuesto (fue del 4%).

En el Ministerio de Economía estimaron que el PBI crecerá 4% este año, para aumentar 2% el año próximo, según consta en el proyecto de Ley de Presupuesto para el 2023 enviado al Congreso nacional.

El Indec señaló que la evolución macroeconómica del segundo trimestre determinó, de acuerdo con las estimaciones preliminares, una variación en la oferta global, medida a precios constantes de 2004, de 9,9% con relación a abril-junio de 2021.

En la demanda global se observó un incremento de 18,8% en la formación bruta de capital fijo, el consumo privado creció 10,7%, las exportaciones de bienes y servicios reales registraron una suba de 9,3% y el consumo público 5,3%.

La suba de 18,8% en la formación bruta de capital fijo se debió a un crecimiento de 10,1% de la inversión en construcciones, a un aumento de 15% de “otras construcciones”, vinculadas a la minería y el petróleo, a un crecimiento de 27,4% en maquinaria y equipo y de 14,1% en equipo de transporte.

Dentro de maquinaria y equipo, el componente nacional ascendió 19,3% y el importado, 33,7%; en equipo de transporte, esa suba -según el origen- fue de 14,1% y 14,2%, respectivamente.

Deja una respuesta