A pesar del pico de contagios, hay clases presenciales en la Ciudad de Bs. As.

Lo dispuso la Cámara de Casación en lo Contencioso Administrativo en una decisión unánime. Hay otro recurso judicial en la Corte Suprema. Los sindicatos, en rechazo, lanzaron medidas de fuerza.


El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó que hoy habrá clases en la ciudad de Buenos Aires tras un fallo a favor de la Justicia porteña. “Mañana (por hoy) hay clases presenciales”, aseguró el funcionario en un mensaje en video tras una tarde-noche cargada de acusaciones cruzadas.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo hizo lugar a un recurso de amparo. La decisión judicial invalidó el decreto del presidente Alberto Fernández, que había dispuesto que se vuelva a la actividad virtual durante 15 días (a partir de mañana), como medida sanitaria que permita controlar el aumento de casos positivos en el AMBA, la zona que conforma la Ciudad y el Conurbano bonaerense.

Ayer a la mañana la fiscal ante la Cámara de Apelaciones, Karina Cicero pidió que se se haga lugar al amparo presentado por un grupo de padres para que las clases presenciales continúen.

Ante la definición judicial, gremios porteños docentes lanzaron un paro. “En las escuelas siempre enseñamos a respetar el orden de prelación de las leyes, la Constitución Nacional y el pleno ejercicio de la democracia en el marco del Estado de Derecho”, escribieron en las redes desde Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) CTERA.

“El poder judicial porteño sigue incumpliendo con la Constitución de la Ciudad y Nacional”, indicaron desde el gremio docente, e indicaron: “Lunes 19 de abril, paro docente en la ciudad de Buenos Aires. La salud y la vida son prioridad”.

Los amparos sobre los que definió la justicia porteña habían sido presentados por un grupo de docentes nucleados en la ONG Abramos las Escuelas y el espacio Centro de Estudios de Políticas Públicas.

Estas dos organizaciones interpusieron dos amparos donde pidieron la nulidad de los alcances del DNU de Alberto Fernández, respecto a la suspensión por 15 días de las clases presenciales, al considerar que era fundamental priorizarlas.

El Gobierno nacional, según informó Infobae, no forma parte del expediente, por lo que no podrá apelar la decisión del tribunal. Solo pueden hacerlo las partes que forman parte de la causa y no es el caso del Ejecutivo nacional. Es decir, la medida se hará efectiva a partir de mañana y los chicos podrán retomar las clases presenciales.

Al justificar su postura ayer a la mañana, Cicero afirmó: “La Ciudad Autónoma cuenta con potestades exclusivas para organizar el sistema educativo en su jurisdicción, que en caso de omitir tal mandato constitucional, peligra el goce de su propia autonomía (conf. art. 5 CN). Y tan evidente resulta que como derivación de esta potestad la Ciudad -y no la Nación- es competente para decidir sobre Página 24/25 estas cuestiones”.

El gobierno porteño a cargo de Horacio Rodríguez Larreta también espera la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que deberá tratar el amparo presentado por su administración para que se declare inconstitucional el decreto de necesidad y urgencia del presidente Fernández.

El viernes pasado -en una opinión no vinculante para el máximo tribunal- la procuradora fiscal Laura Monti dictaminó que la Corte Suprema debía intervenir en la resolución judicial del conflicto.

No obstante, no se refirió al fondo de la cuestión discutida, sino solo a la competencia.

En el gobierno porteño esperaban la resolución para, en el caso de que sea favorable, poder avanzar con la organización de la presencialidad a partir de mañana. En el encuentro que tuvo lugar el sábado en la Quinta de Olivos, el Presidente le manifestó a Horacio Rodríguez Larreta que no modificaría el DNU ni su postura sobre suspender la presencialidad.

Anoche, el presidente Fernández afirmó que el fallo de la justicia porteña genera “un estrago jurídico” porque toma medidas que son “del exclusivo resorte de la Justicia Federal”.

“Lo que hicieron es un estrago jurídico. Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia Federal”, dijo el Presidente en declaraciones a El Destape.

Antes, el rionegrino Martín Soria, ministro de Justicia y Derechos Humanos de Nación, señaló que “la fiscal, los jueces y el Gobierno de la Ciudad deberán hacerse responsables de las consecuencias sanitarias de esta medida”.

Agregó que “una medida sanitaria del Gobierno nacional pretende ser suspendida por la Justicia porteña, un fuero local, manifiestamente incompetente para resolver sobre cuestiones federales. Este mamarracho jurídico sólo tiene una explicación y es política.

Deja una respuesta