Descubren un mecanismo que regula al virus del vih latente en los pacientes

En un trabajo de investigadores de Argentina descubrieron un mecanismo que regula al virus del vih latente en los pacientes.

Los científicos fueron acompañados por Chilenos y Australianos, y el paper fue publicado en la revista de la Sociedad Estadounidense de Microbiología que
estaba investigando los niveles de una proteína en muestras de personas viviendo con el virus VIH.
Durante el experimento se esperaba encontrar notables diferencias entre las personas según el estadio de la infección y si estaban o no en tratamiento. Pero la hipótesis no se validó: los niveles de la proteína estaban aumentados más allá de las diferencias entre las personas estudiadas.

Había que salir a buscar un por qué y la respuesta llevó a descubrir un circuito regulatorio que hace que el virus VIH se pueda mantener latente en reservorios dentro del cuerpo humano, que son una de las principales barreras para erradicar la infección.
“Lo que encontramos es que en personas con VIH, además de inflamación, se produce una alta secreción de una proteína llamada Galectina 1 (Gal-1). Esta proteína impacta en las células que son parte del reservorio del virus (donde está escondido) y hace que éste se vuelva ‘visible'”, explicó Julia Rubione, primera autora del artículo que fue su tesis doctoral en el Inbirs.
“Es debido a la existencia del reservorio viral que las personas que viven con VIH no pueden interrumpir el tratamiento, dado que ante la ausencia de anti-retrovirales el virus comienza a replicar aumentando rápidamente sus niveles en sangre y tejidos” expuso por su parte Matías Ostrowsk.
Para llegar a esta conclusión, especialistas compararon dos cohortes de pacientes (unos con y otros sin tratamiento) “para pasar luego a ensayos in vitro que nos permitieron delinear mejor los mecanismos por los cuales aumenta la Gal-1 y cómo ésta impacta en las células de reservorio del virus y por último validamos los resultados utilizando células de personas con VIH”.
Desde hace años, Ostrowski junto a su equipo venía estudiando las vesículas extracelulares en el contexto de la infección por VIH. “Las vesículas extracelulares son vesículas nanométricas (es decir muy chiquitas), con un tamaño similar al virus, las produce nuestro organismo y cumplen diferentes funciones mediando comunicación entre células”, señaló.

Deja una respuesta