Detectaron en primer caso de Ómicron BA.5 en la Argentina

En un marco controlado epidemiológicamente hablando en el país, durante la tarde de ayer las autoridades sanitarias confirmaron la aparición del primer caso argentino de la variante extremadamente contagiosa del covid, que está elevando los contagios a nivel internacional.

El Instituto ANLIS/Malbrán confirmó el primer caso de una persona que fue diagnosticada con la enfermedad COVID-19 causada por la subvariante de Ómicron BA.5.

Según el último reporte de vigilancia del Instituto ANLIS/Malbrán que llega hasta la semana del 5 al 11 de junio en sus análisis de muestras de pacientes, “la situación de variantes del coronavirus SARS-CoV-2 en Argentina se caracteriza actualmente por una circulación exclusiva de la variante Ómicron”.

Se detalló que “la proporción de variante Ómicron en casos sin antecedente de viaje internacional ni relacionados con la importación se sitúa en un 100%, según la información registrada” entre las muestras analizadas por secuenciación genómica.

La situación de variantes en el país “se caracteriza actualmente por una circulación exclusiva de la variante Ómicron. La proporción de variante Ómicron en casos sin antecedente de viaje internacional ni relacionados con la importación se sitúa en un 100 por ciento para el total país, entre las muestras analizadas por secuenciación genómica”, dice el informe.

La investigación agrega que “en cuanto a los sublinajes de Ómicron en el periodo analizado -llega hasta el 11 de junio-, el porcentaje de BA.2 es del 70.3%. Adicionalmente, a la fecha se registra un caso de BA.4 cuyos antecedentes epidemiológicos se encuentran en investigación y un caso de BA.5 con antecedente de viaje internacional”.

“BA.4 y BA.5 pueden propagarse más rápido que BA.2 por una ventaja doble: su factor de contagio y el descenso de protección inmunitaria. Por lo tanto, BA.4 y BA.5 desencadenan una ola más rápido de lo que hizo BA.2”, explica a la agencia de noticias AFP Mircea T. Sofonea, profesor de la Universidad de Montpellier.

Hasta ahora no hay signos que alerten de que BA.4 y BA.5 son más graves que las anteriores mutaciones de Ómicron, afirman varios científicos. Pero “todavía es demasiado pronto para saberlo”, considera Sofonea.

Deja una respuesta