El uso de la capacidad instalada de la industria fue 64,3% en febrero

El instituto nacional estadísticas y censos expidió ayer un informe donde detalló los números que dejó el uso de la capacidad instalada durante el segundo mes del año.

La utilización de la capacidad instalada de la industria alcanzó en febrero a 64,3 por ciento, subiendo 6 puntos porcentuales respecto del 58,3 por ciento de igual mes del año pasado.

Este número representa al máximo nivel para febrero desde 2019. La capacidad instalada además estuvo por encima del 57,9 por ciento de enero, cuando se registraron paradas técnicas en varias fábricas y cortes de energía por las altas temperaturas.

El informe remarcó que diez de las doce ramas de actividad relevadas tuvieron crecimiento en la comparación interanual, con la única salvedad de la refinación de petróleo.

Desde el Ministerio de Economía destacaron que la capacidad instalada de febrero se ubica a sólo una décima del pico de febrero de 2018, cuando se posicionó en un nivel del 64,4 por ciento. Esa cifra fue la más elevada para febrero desde que inició esta nueva serie de utilización en 2016.

Según la encuesta realizada por el Indec a más de 1.700 locales manufactureros, durante enero crecieron 10 de los 12 bloques que integran el indicador, con bajas solo en refinación de petróleo (-8,2 p.p.) y metálicas básicas (-1,4 p.p.).

El máximo nivel de utilización se registró en papel y cartón (77,9%), seguido de minerales no metálicos (76,1%) y químicos (71,9%), mientras que automotriz se ubicó en el mínimo del mes, pero se recuperó desde enero (51,6% vs. 22,5% en enero).

La mayor suba se dio en automotriz (18,2 p.p.), revirtiendo la baja de enero (8,9 p.p.) cuando estuvo afectada por paradas técnicas y vacaciones anticipadas, caída que interrumpió 10 meses consecutivos en alza. El incremento se dio con una mayor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices.

Con estos números, en el primer bimestre del año la industria acumuló un crecimiento de 3,9% contra el mismo período de 2021. Cabe recordar que en enero el sector había sufrido su mayor caída en nueve meses debido a varias cuestiones puntuales que afectaron la actividad en las fábricas, como la nueva ola de Covid-19, las paradas técnicas por vacaciones, y factores climáticos.

Deja una respuesta